Mallos y monasterios

A mediados de noviembre teníamos un viernes festivo y aprovechamos ese día extra para acercarnos hasta los Mallos de Riglos a intentar ver el Treparriscos.

El paisaje todavía estaba muy otoñal y la temperatura fue muy agradable, por lo que el sábado los mallos se llenaron de escaladores. Pero eso no fue un inconveniente para las aves, ya que tanto el Treparriscos como los acentores alpinos se nos pusieron muy cerca y pudimos disfrutarlos un largo rato.

Os dejo varias fotos del precioso pájaro-mariposa, el Treparriscos, y una de un Acentor Alpino.

Además de las aves, en esta ocasión he hecho bastantes fotos a otros motivos. Estos primeros son detalles vegetales y de la luna en San Juan de la Peña y en la estación de ferrocarril de Riglos.

El sábado visitamos el monasterio viejo de San Juan de la Peña. Bajamos paseando desde la pradera y visitamos su interior.

Por la tarde quedamos con nuestro amigo Ramón y dimos un paseo por los miradores del Pirineo. Como el día estaba muy despejado se veían muy bien sus cimas algo nevadas y la Sierra de Guara al otro lado. Ya de noche bajamos a dar una vuelta por Santa Cruz de la Serós para ver la iglesia y sus chimeneas espantabrujas.

El domingo para la vuelta elegimos la carretera vieja en lugar de Monrepós para cruzar el puente de Santa María de la Peña y poder circular despacio y haciendo paradas de camino cuando el paisaje se veía más bonito.

_rod0657

Peña Oroel

A por marinas y de rebote, ¡Pico Mediano!

El sábado pasado teníamos reservada una salida en barco, la última de la temporada del 2016 de verballenas.com. Llevaba semanas esperando a ver si el tiempo permitía salir al Cantábrico y si las aves marinas, delfines o ballenas se dejarían ver. Por fin tuvimos suerte y después de algún intento fallido pudimos embarcarnos hacia alta mar. Lo pasamos muy bien, vimos muchos animales de los que me faltaban para mi album y la gente del barco era muy simpática y nos enseñó muchas cosas sobre el mar y sus habitantes.

 

Diferentes imágenes de una de las especies estrella del viaje, el alcatraz. Se ven adultos y otros plumajes, además de una pardela sombría. En la última foto se ve uno de los grandes peligros que sufren las aves marinas ya que el joven lleva enganchado en el pico un anzuelo. Por desgracia muchos individuos mueren cada año por esta causa.

 

Fue muy interesante observar delfines comunes, me gustaron mucho, aunque era muy difícil pillarlos con la cámara. Además Gorka nos enseñó que los alcatraces han aprendido a seguirlos para lanzarse en picado a toda velocidad y pescar a los peces que están escapando del ataque de los delfines.

 

A los págalos les llaman los macarras del mar y ¡no me extraña!. Persiguen a las gaviotas y demás especies para quitarles el pescado que acaban de coger, así los granujas se ahorran el trabajo de pescar. Pude hacerles unas fotos muy chulas a varios ejemplares de la especie Págalo Grande. La última ha quedado muy graciosa porque hay tres especies distintas una encima de la otra.

Las pardelas son unas aves muy típicas del alta mar, lo que se llama pelágicas, así que me apetecía mucho verlas. Tuvimos la suerte de ver cuatro especies distintas: Pardela Balear, Capirotada, Pichoneta y Sombría. La que mejor se dejó fotografiar fue la Capirotada. Ahí tenéis cuatro fotos. La otra es una Pardela Balear.

Aunque no vimos la Gaviota de Sabine, que era mi preferida, se acercaron al barco varias especies interesantes, como la Gaviota Cabecinegra y la Tridáctila. De esta última hice muchas fotos en el viaje de Semana Santa a Varenger, Noruega, así que cuando la vimos me acordé de lo bien que lo pasamos en ese viaje donde me puse las botas de fotografiar álcidos (frailecillos, alcas y araos). Desde el barco también los vimos, pero no muy cerca.

 

 

_cpj5500

Acantilados junto a la costa cantábrica en Bermeo

Para completar un día fantástico conocí a muchos fotógrafos y uno de ellos, Rober de Northides, me invitó a ir el domingo a uno de sus escondites en la zona de Izki. Ni más ni menos que para fotografiar Pico Mediano. ¡Increíble, venir a un barco de pelágicas y acabar en unos robledales preciosos haciendo una especie tan bonita!. Lo pasé muy bien y me quedaron muchas ganas de volver pronto a esta zona del interior de Álava. Además el propio río Izki estaba precioso como podéis ver en las fotos. Para acabar estuve un rato con mis amigos los mitos, siempre me gusta perseguirlos con la cámara, aunque tampoco paran quietos.

_rod0452

_cpj5641

Escapada al Pirineo Navarro

El puente del 1 de Noviembre viajamos a tierras navarras. La idea inicial era hacer una noche en las Bardenas Reales para intentar alguna foto nocturna, pero al informarnos nos dijeron que no era posible disfrutar del amanecer ni del atardecer, el horario legal de visitas es a pleno sol y ni siquiera conceden permisos especiales para fotógrafos.  Así que pusimos camino directamente al Pirineo.

Las primeras paradas fueron la Selva de Irati y la Fábrica de armas de Orbaitzeta. Hubo que madrugar y hacer alguna espera para evitar a la enorme cantidad de visitantes que acudieron a ver el otoño con el buen tiempo, pero mereció la pena.

A pesar de haber tanta gente disfrutamos mucho de los paseos y tuvimos la suerte de ver por primera vez el rarísimo Pico Dorsiblanco, nuestro principal objetivo del viaje, y de poder hacer fotos a otras aves que no veo a menudo por ser más forestales, como el Carbonero Palustre y el Trepador Azul.

Para dormir en la furgoneta el cambio de hora de otoño no va muy bien, se hace de noche en seguida. Pero para no parar tan pronto dimos algunas vueltas nocturnas que resultaron muy productivas. El primer día vimos un tejón, un macho de ciervo y un zorro, aunque todos escaparon rápidamente.

Sin embargo en Quinto Real, con menos gente por las carreteras y un paisaje también espectacular, pudimos disfrutar un buen rato de este simpático erizo. ¡De los pocos que he visto vivos!

Aunque los habitantes de la zona decían que el otoño estaba menos colorido que otros años por falta de lluvia sobre todo en verano, a nosotros nos pareció que los hayedos estaban preciosos y aproveché para fotografiar paisajes, ríos y setas. Todo muy otoñal.

Solo fueron tres días, pero muy bien aprovechados.

Premiadas o destacadas

Las siguientes fotografías han sido premiadas o finalistas en diversos concursos. Las organizo de recientes a más antiguas, ¡ojalá pueda ir añadiendo más!

Año 2016:

captura-de-pantalla-2016-11-02-a-las-18-31-56

Ganador de categoría joven (hasta 14 años) en GDT, Alemania

captura-de-pantalla-2016-10-20-a-las-16-54-09

“A delicate balance”. Ganadora en la categoría de 10 años o menos del WPY 2016

captura-de-pantalla-2016-10-20-a-las-16-54-46

“Peck and peek”. Finalista en la categoría de 10 años o menos del WPY 2016

5579

“Sobre el bosque de piedra”. Finalista en el Memorial Felix 2016 y ganadora de categoría junior del ZSL 2016

cat-5-junior-winner-strategies-for-drinking-c-carlos-perez-naval

“Estrategias para beber”. Ganadora de categoría junior en el ZSL 2016 (me hace mucha ilusión porque la foto la hice con 6 años de edad)

montphoto

“Chopera acuarelada”. Categoría joven MontPhoto 2016

 

blogmosqui

“Mirando entre rombos”. Premio al concurso de fotografía matemática. I Jornadas matemáticas del CEIP Ricardo Mallén, Calamocha

ALBARRACIN2015-022

“Fuegos artificiales” Mención de honor en Memorial Mª Luisa 2016

_ROD5209

“Baile de empusas” 2º premio concurso fotográfico Asociación Cultural Mío Cid 2016

Año 2015:

“Summer days” Ganador WPY 2015 – Categoría 10 años o menos.

Beber o no beber

“To drink or not” Finalista en la categoría 10 años o menos WPY 2015

“Life burst after rain” Highly commended, ZSL Photo contest 2015

Captura de pantalla 2015-07-23 a la(s) 10.30.53

MontPhoto 2015

Captura de pantalla 2015-04-07 a las 21.58.59

“Tres amigos en la nieve”, foto destacada en el premio junior del Glanzlichter 2015

_CPC7759 bien

“Aguantando el temporal” Concurso fotográfico FIO Extremadura 2015. Premio de la categoría jóvenes

Año 2014:

escorpion

“Stinger in the sun”, ganador de la categoría menores de 10 años y ganador absoluto de menores de 18 años en la edición de 2014 del Young Wildlife Photographer of the Year.

“Chopera invernal”, Navarrete. Premio joven MontPhoto 2014 (<14 años)

Año 2013:

Joven de culebra de collar

“Reflejo en verde”, segundo premio Oasis Photo Contest – 2013

Pato havelda en los depósitos de Casablanca (Zaragoza)

Havelda en los depósitos de Casablanca (Zaragoza) – Primer premio en el concurso Torres del Segre 2013

Buitrón en Laguna de la Nava, Palencia

“Viviendo entre carrizos” – Primer premio Festival de l’Oiseau et de la Nature. 2013

Hembra de porrón osculado

“Descansando en el lago”, finalista en el Festival de l’Oiseau et de la Nature, 2013

“Tejido de escarcha”: premio Categoría Joven en la edición 2013 del Montphoto (2º clasificado)

“Grullas sobre el canal”: primer premio en la categoría de primaria del concurso de fotografía “Laguna del Cañizar”, de Villarquemado (Teruel).

Fin de semana en el Delta del Ebro

El pasado fin de semana fuimos al Delta Birding Festival. Nos recibió una tormenta enorme, con rayos y truenos de los que asustan, pero aún así despedimos el cumpleaños de mamá con una paella buenísima.

El sábado por la mañana, antes de ir al festival, pasamos un rato en el observatorio de Riet Vell, donde siempre me lo paso muy bien (bueno, las dos veces que he estado). Pude fotografiar varias especies, pero la que más ilusión me hizo fue el Avetorillo.

Además de aves, con mis amigos Pietro y Laia vimos muchos cangrejos que saludaban en el camino y algún insecto. El que mejor me quedó fue este escarabajo que hace el pino.

Martín Pescador

Martín Pescador

La otra actividad que más me apetecía era coger un barco para ver aves marinas. Hace dos años lo intentamos pero no pudo salir por el mal tiempo, pero esta vez embarcamos desde Sant Carles de la Ràpita y salió un día soleado. Vimos muchas gaviotas y otras aves más pelágicas, como la Pardela Balear, Págalo Pomarino y Paíño Europeo ( estas dos últimas ya bastante más lejos para foto).

Fue un fin de semana completo, porque además de ver muchas aves coincidimos con muchos amigos y me lo pasé genial. ¡Hasta nos bañamos en el mar!

_cpj0143

Con Pietro y Laia yendo a darnos un chapuzón

Un verano en Malasia

Este verano he tenido mi primer contacto con la selva en un viaje a Malasia Peninsular y a Sabah, en Borneo. He descubierto lo que son las sanguijuelas, los mosquitos, la humedad y las dificultades de encontrar los animales aunque los estés oyendo al lado. ¡Siempre hay una hoja en medio! Pero estos inconvenientes se ven compensados cuando alguno de los espectaculares habitantes de esas junglas se deja observar o, mejor aún, fotografiar.

Primero pasamos unos días en la península malaya. Visitamos Kuala Lumpur, Fraser’s Hills, Taman Negara y las islas Perhentian.

PASE MALASIA001

Torres Petronas en Kuala Lumpur

Algunos de los animales y paisajes de nuestra visita a Fraser’s Hills, muy cerca de la capital y con un clima mucho más agradable que el de las tierras bajas.

De las tierras altas nos fuimos al Parque Nacional de Taman Negara, uno de los más famosos del sudeste asiático. A nosotros nos pareció un poco masificado, pero fue nuestro primer contacto con la selva y las primeras sudadas en busca de la espectacular fauna que se puede encontrar.

En las islas hice snorkel por primera vez. Lo de hacer fotos ya era demasiado, pero disfruté mucho y me gustaron tanto los peces payaso que pongo uno de recuerdo. En el pueblo había graffitis muy majos.

Después de estas dos semanas en la península nos fuimos para Borneo, donde pasamos la mayor parte del viaje. De los dos estados malayos de esta enorme isla, Sarawak y Sabah, esta vez sólo hemos visitado el segundo de ellos. Su capital es Kota Kinabalu, más conocida como KK,  y desde ahí nos dirigimos a las montañas de Crocker Range y Gunung Kinabalu. Había un montón de senderos espectaculares para caminar. Como descanso, después de las caminatas nos fuimos a las aguas termales de Poring Springs, donde vimos varias Rafflesias en flor. Además disfruté de mi primer canopy walk. ¡Una pasada!

El siguiente destino fue Sepilok,  conocido por su centro de rehabilitación de orangutanes. Nosotros no lo fuimos a ver, pero pasamos unos días fantásticos completando la lista de animales fotografiados. Además seguimos disfrutando de la comida y simpatía de los malayos en unos parajes increíbles. Había que aprovechar tanto el tiempo que me llevaba la cámara hasta a la piscina porque nunca se sabe cuándo se van a dejar retratar los animales que tanto buscas. Un ejemplo es la foto del Crimson Sunbird que os pongo debajo, después de muchos intentos lo pillé con el bañador mojado.

Canopy en el rainforest discovery centre, Sepilok

Canopy en Rainforest Discovery Centre, Sepilok

PASE MALASIA053

Gecko dentro de una lámpara

Uno de los sitios que mejor resultado nos dieron en cuanto a fauna, la comida y gente agradables como siempre, fue el río Kinabatangan. Estuvimos cinco días barca arriba, barca abajo, buscando monos narigudos, orangutanes y elefantes, que aquí no se dejaron ver. Por la noche disfrutamos de unos paseos muy productivos con nuestro guía y amigo Esrah. Aquí cumplimos nuestro sueño de ver un társido, un pequeño primate nocturno de aspecto muy curioso.

Y para Tabin. Aquí pensábamos que había alguna oportunidad de ver el Rinoceronte de Sumatra, pero nos dijeron que solo quedaban tres y estaban en cuarentena, así que como para verlos. Mal futuro les espera a los pobres. Eso sí, vimos muy bien los gibones y los elefantes, dos de los mamíferos estrella de Borneo. Además en los paseos nocturnos siempre se veía alguna especie interesante, aunque los Leopard Cat no se dejaron fotografiar. Una de las observaciones más bonitas fue una cobra cruzando el camino, era la primera que veíamos.

PASE MALASIA079

Bornean Gibbon

Para el final del viaje nos dejamos las famosas selvas de Danum Valley, de las mejores que quedan en todo Borneo. Aquí hice alguna de las aves que más me apetecía, como una pitta. Nos pegamos mucho tiempo intentando verlas y fotografiarlas, pero es muy difícil. Al final una se dejó y ahí os la pongo. Además es endémica de la isla. De lo más bonito fue ver varias veces el orangután, muy cerca y bien. También me gustó mucho el Red Leaf Monkey, un mono de carita muy simpática y color muy llamativo.

PASE MALASIA087

Amanecer en la jungla

 

Y con esto me despido, espero que os gusten las fotos y las encontréis variadas. Ya estamos pensando en el próximo viaje, aunque antes me toca el cole, este año ya en 6º de Primaria.

Largos días de junio

Junio es ese mes que ya huele a verano: se reduce el horario de clase, terminan las extraescolares y las tardes son larguísimas. Eso me encanta porque aparte de jugar y acabar los exámenes, tengo tiempo para salir al campo casi a diario.

Este año la primavera fue más lluviosa. Aunque ahora ya se ha secado todo, a inicios de mes estaban las praderas espectaculares de flores.

Cuando las luces son adecuadas me gusta probar a captar contraluces de plantas con la luz detrás o claves bajas aprovechando esos rayos de sol bajo que solo ilumina algunas zonas aisladas.

Para disfrutar de la naturaleza, esta es la época del año en que todas las aves van como locas a criar a sus polluelos. Así que me encanta ir con papá y sentarnos a observar sus movimientos, a ver dónde ceban, qué presas llevan a los nidos y, con suerte, estar en el momento justo en que los volantones empiezan sus primeros y torpes paseos.

Después de muchos años de observar al Roquero Rojo en nuestro querido valle del Pancrudo, este verano por fin hemos visto a una pareja sacar adelante a sus pequeños.

Otro gran descubrimiento, gracias a Antonio, fue este nido de Golondrina daurica bajo un puente. Una pareja preciosa que también ha visto volar a sus pollos sin ningún percance.

El último día que estuve en el hide ya habían volado las golondrinas, así que me camuflé para ver si acudía algún animal a beber al río… y sí que vinieron, aunque no los que esperaba.

ovejas

Otro de los fenómenos naturales que tenemos justo a la vuelta de la esquina (y no en sentido figurado) es el de los Ciervos volantes. Después de cenar salimos a la orilla del Jiloca a esperar a que empiecen sus vuelos crepusculares. Mientras se hace la hora de que comiencen su actividad me doy unos paseos y derrapes con la bici y, si vuelan con algo de luz, a intentar pillarlos en vuelo. No es nada fácil, por cierto.

Otra de mis actividades favoritas de inicios de verano son los paseos nocturnos con la furgo para ver si cruza por los caminos algún mamífero (erizo, zorro, gineta, tejón, liebre…). Es mejor momento para verlos puesto que ya están rondando los jóvenes. Muchas de esas vueltas no son muy exitosas, o no se ve nada o la imagen es de un animal cruzando el camino a toda velocidad, casi sin poder identificarlo. Pero algunas noches hay suerte y encontramos algún motivo de foto.

_ROD4744

Sapo común