Navidades al sol

 

Las pasadas vacaciones navideñas hicimos una escapada a las islas Canarias, huyendo de las heladas que se registraron en Calamocha durante esos días. Visitamos dos de las islas: Tenerife y La Gomera.

_rod1072

En Tenerife una de las paradas obligatorias son los paisajes volcánicos de la cañada del Teide. Precioso, apetece parar en cada curva, aunque la cantidad de coches aparcados y las pocas anchuras para detenerse no lo ponen fácil. Las luces son en seguida muy fuertes, poco aptas para fotografiar paisaje, por lo que en las horas centrales busqué más detalles, sombras y contraluces de la escasa vegetación que logra abrirse paso entre las lavas, como los tajinastes.

La zona que más visitamos de la isla de Tenerife fue el norte, desde la laurisilva de Anaga hasta la Punta del Teno. Os dejo algunas imágenes de la costa con sus acantilados y sus variados paisajes: algunas con la vegetación hasta el mar, otras con escarpadas rocas y, las menos, de arenas volcánicas.

En el trayecto de ferry que cruza de Los Cristianos a San Sebastián de la Gomera pudimos ver durante unos segundos a unos pocos Calderones asomando sus aletas, fue una escena muy rápida pero por suerte la cámara estaba preparada…

_cp10377

En la Punta del Teno despedimos el 2016. Para ello nos acercamos hasta el faro a disfrutar del fantástico atardecer. Me pegué un buen rato al lado de un valiente Vuelvepiedras que aguantaba el fuerte viento y los golpes de las olas en busca de caracolillos que llevarse a la boca.

Otro de los paisajes que caracterizan a estas islas es la laurisilva. Visitamos la de Anaga en Tenerife y la de Garajonay en La Gomera. Las dos zonas me gustaron mucho, aunque los días fueron todos soleados y no pudimos verlas con el típico ambiente de niebla. Dimos buenos paseos buscando a las palomas endémicas e intentando levantar alguna Becada, aunque con esta última no tuvimos éxito.

Aprovechando lo cortos que son los días en estas fechas del año nos detuvimos a intentar alguna imagen nocturna, como estas dos. La primera es el Teide y la segunda los Roques en La Gomera.

En los pueblos las paradas eran más para reponer fuerzas con los buenos platos canarios, pero alguna imagen de las construcciones también me traje. Estas dos son Garachico, con todas sus casitas blancas junto al mar, y una típica estampa de los pronunciados barrancos gomeros con sus terrazas de cultivo, sus palmas y las pronunciadas curvas de la carretera.

 

Dos elementos básicos en el paisaje canario: la lava volcánica y las chumberas.

En Icod de los Vinos, además de comernos otras papas arrugás buenísimas, aún tuve tiempo de fotografiar algunos lagartos tizones.

Para acabar os dejo una colección de aves. Me faltaban muchas especies de las islas para mi colección de aves de España y pude fotografiar todas, así que estoy muy contento. Otras especies son las mismas que en la península, pero de la subespecie canaria, así que también me apetecía mucho verlas y traérmelas en la cámara. Del Halcón tengo dudas de cuál puede ser, pero es que a veces ni los científicos se ponen muy de acuerdo ya que puedes encontrarte dos especies distintas o las dos formando parte de una gran especie: el Halcón Peregrino.

_rod1655

Los tres en la Playa del Inglés en La Gomera….¡pero con abrigo!

Anuncios

A por marinas y de rebote, ¡Pico Mediano!

El sábado pasado teníamos reservada una salida en barco, la última de la temporada del 2016 de verballenas.com. Llevaba semanas esperando a ver si el tiempo permitía salir al Cantábrico y si las aves marinas, delfines o ballenas se dejarían ver. Por fin tuvimos suerte y después de algún intento fallido pudimos embarcarnos hacia alta mar. Lo pasamos muy bien, vimos muchos animales de los que me faltaban para mi album y la gente del barco era muy simpática y nos enseñó muchas cosas sobre el mar y sus habitantes.

 

Diferentes imágenes de una de las especies estrella del viaje, el alcatraz. Se ven adultos y otros plumajes, además de una pardela sombría. En la última foto se ve uno de los grandes peligros que sufren las aves marinas ya que el joven lleva enganchado en el pico un anzuelo. Por desgracia muchos individuos mueren cada año por esta causa.

 

Fue muy interesante observar delfines comunes, me gustaron mucho, aunque era muy difícil pillarlos con la cámara. Además Gorka nos enseñó que los alcatraces han aprendido a seguirlos para lanzarse en picado a toda velocidad y pescar a los peces que están escapando del ataque de los delfines.

 

A los págalos les llaman los macarras del mar y ¡no me extraña!. Persiguen a las gaviotas y demás especies para quitarles el pescado que acaban de coger, así los granujas se ahorran el trabajo de pescar. Pude hacerles unas fotos muy chulas a varios ejemplares de la especie Págalo Grande. La última ha quedado muy graciosa porque hay tres especies distintas una encima de la otra.

Las pardelas son unas aves muy típicas del alta mar, lo que se llama pelágicas, así que me apetecía mucho verlas. Tuvimos la suerte de ver cuatro especies distintas: Pardela Balear, Capirotada, Pichoneta y Sombría. La que mejor se dejó fotografiar fue la Capirotada. Ahí tenéis cuatro fotos. La otra es una Pardela Balear.

Aunque no vimos la Gaviota de Sabine, que era mi preferida, se acercaron al barco varias especies interesantes, como la Gaviota Cabecinegra y la Tridáctila. De esta última hice muchas fotos en el viaje de Semana Santa a Varenger, Noruega, así que cuando la vimos me acordé de lo bien que lo pasamos en ese viaje donde me puse las botas de fotografiar álcidos (frailecillos, alcas y araos). Desde el barco también los vimos, pero no muy cerca.

 

 

_cpj5500

Acantilados junto a la costa cantábrica en Bermeo

Para completar un día fantástico conocí a muchos fotógrafos y uno de ellos, Rober de Northides, me invitó a ir el domingo a uno de sus escondites en la zona de Izki. Ni más ni menos que para fotografiar Pico Mediano. ¡Increíble, venir a un barco de pelágicas y acabar en unos robledales preciosos haciendo una especie tan bonita!. Lo pasé muy bien y me quedaron muchas ganas de volver pronto a esta zona del interior de Álava. Además el propio río Izki estaba precioso como podéis ver en las fotos. Para acabar estuve un rato con mis amigos los mitos, siempre me gusta perseguirlos con la cámara, aunque tampoco paran quietos.

_rod0452

_cpj5641

Escapada al Pirineo Navarro

El puente del 1 de Noviembre viajamos a tierras navarras. La idea inicial era hacer una noche en las Bardenas Reales para intentar alguna foto nocturna, pero al informarnos nos dijeron que no era posible disfrutar del amanecer ni del atardecer, el horario legal de visitas es a pleno sol y ni siquiera conceden permisos especiales para fotógrafos.  Así que pusimos camino directamente al Pirineo.

Las primeras paradas fueron la Selva de Irati y la Fábrica de armas de Orbaitzeta. Hubo que madrugar y hacer alguna espera para evitar a la enorme cantidad de visitantes que acudieron a ver el otoño con el buen tiempo, pero mereció la pena.

A pesar de haber tanta gente disfrutamos mucho de los paseos y tuvimos la suerte de ver por primera vez el rarísimo Pico Dorsiblanco, nuestro principal objetivo del viaje, y de poder hacer fotos a otras aves que no veo a menudo por ser más forestales, como el Carbonero Palustre y el Trepador Azul.

Para dormir en la furgoneta el cambio de hora de otoño no va muy bien, se hace de noche en seguida. Pero para no parar tan pronto dimos algunas vueltas nocturnas que resultaron muy productivas. El primer día vimos un tejón, un macho de ciervo y un zorro, aunque todos escaparon rápidamente.

Sin embargo en Quinto Real, con menos gente por las carreteras y un paisaje también espectacular, pudimos disfrutar un buen rato de este simpático erizo. ¡De los pocos que he visto vivos!

Aunque los habitantes de la zona decían que el otoño estaba menos colorido que otros años por falta de lluvia sobre todo en verano, a nosotros nos pareció que los hayedos estaban preciosos y aproveché para fotografiar paisajes, ríos y setas. Todo muy otoñal.

Solo fueron tres días, pero muy bien aprovechados.

Fin de semana en el Delta del Ebro

El pasado fin de semana fuimos al Delta Birding Festival. Nos recibió una tormenta enorme, con rayos y truenos de los que asustan, pero aún así despedimos el cumpleaños de mamá con una paella buenísima.

El sábado por la mañana, antes de ir al festival, pasamos un rato en el observatorio de Riet Vell, donde siempre me lo paso muy bien (bueno, las dos veces que he estado). Pude fotografiar varias especies, pero la que más ilusión me hizo fue el Avetorillo.

Además de aves, con mis amigos Pietro y Laia vimos muchos cangrejos que saludaban en el camino y algún insecto. El que mejor me quedó fue este escarabajo que hace el pino.

Martín Pescador

Martín Pescador

La otra actividad que más me apetecía era coger un barco para ver aves marinas. Hace dos años lo intentamos pero no pudo salir por el mal tiempo, pero esta vez embarcamos desde Sant Carles de la Ràpita y salió un día soleado. Vimos muchas gaviotas y otras aves más pelágicas, como la Pardela Balear, Págalo Pomarino y Paíño Europeo ( estas dos últimas ya bastante más lejos para foto).

Fue un fin de semana completo, porque además de ver muchas aves coincidimos con muchos amigos y me lo pasé genial. ¡Hasta nos bañamos en el mar!

_cpj0143

Con Pietro y Laia yendo a darnos un chapuzón

Experiencias primaverales en el 2016

Hace meses que no publicaba una entrada, ya me he saltado algún viaje como el de Semana Santa, sobre todo por no tener tiempo para filtrar las fotos.

Así que os voy a dejar un popurrí de lo que llevamos de primavera.

Este curso organizaron en mi colegio la primera edición de las Jornadas Matemáticas, una semana llena de actividades. Fue muy divertido, con muchos retos por resolver, materiales con los que experimentar y un concurso de fotografía matemática.

Buscando en mi archivo encontré este mosquitero rodeado de rombos de alambre, en la valla de mi jardín.

blogmosqui

“Mirando entre rombos”, Mosquitero Común en la valla

La presenté, pasó la primera fase y luego fue votada ganadora. Me hizo mucha ilusión que mis compañeros la eligieran como favorita. ¡Muchas gracias!

Otra gran experiencia fue conocer una preciosa zona de humedales de La Mancha. Los recorrimos durante el puente de San Jorge  en este año tan apropiado para repetir las andanzas del Quijote.

IMG_20160422_170323~2

Don Quijote y Sancho Panza, detalle del soporte de las sombrillas en un bar.

PANO_20160421_203351

Panorámica de la plaza de Pedro Muñoz

Visitamos varios complejos lagunares: Manjavacas, “La Laguna del pueblo” de Pedro Muñoz, “los Charcones” de Miguel Esteban, las lagunas de Alcázar de San Juan y la de Navaseca en Daimiel.

Había llovido mucho y la primavera estaba estupenda. Disfruté mucho con las aves acuáticas, había muchos flamencos y alguno de los patos que me faltaba ver, como estas dos preciosidades de las que os pongo solo una foto de muestra.

Escapadicas de invierno

Los primeros fines de semana de este año no nos hemos movido mucho de Calamocha, entre partidos de futbito y visitas de familiares y amigos hemos pasado por casa la mayor parte de sábados y domingos.

Aún así he ido sacando la cámara de vez en cuando, para no perder la costumbre. Estas primeras son del jardín, algunos de los pajarillos que vienen a recuperar fuerzas. Intenté aprovechar lo poco que nevó un sábado para que hubiese nieve en el posadero. La última es del primer gavilán que vemos desde el comedor, sorprendentemente se tiró al movimiento de gorriones que hay entre el jardín vecino y el nuestro.

Esa única pequeña nevada aprovechamos para acercarnos a uno de los rincones que más nos gustan, la Venta del Diablo. El objetivo era sorprender por allí a las cabras, pero no asomaron en ese día tan frío, preferirían rincones más resguardados. Como el paisaje estaba muy bonito, aproveché para fotografiar algún detalle sobre la nieve y las erosiones con el contraste del blanco.

Ese fin de semana vino a pasarlo con nosotros nuestro amigo Jordi Bas. Aunque en las erosiones nos fallaron las cabras, al día siguiente sí que se nos dejaron ver por Navarrete. Estaban más entretenidas en otras cosas y nos ignoraron bastante, dejándonos acercarnos a buena distancia de foto (para Jordi demasiado cerca, con su pedazo de objetivo).

Otro de los espectáculos de cada invierno son las grullas. En febrero siempre hacen la fiesta de la despedida, así que dimos una vuelta por la Laguna de Gallocanta y disfrutamos de la ruidosa entrada en compañía de Jordi, Chabier y Carmen.

Y para acabar estos dos primeros meses del año hicimos una escapadita a la sierra de Albarracín. Pensábamos pasar más tiempo, pero había batidas de caza y los gritos y tiros, así como ver escapar despavoridos a corzos y ciervos no invitaban a rondar mucho por los caminos. En un merendero sí que perseguí un rato a algunos pequeños mitos y al Agateador, que volaba de tronco a tronco y subía a lo largo de la corteza buscando qué comer.

A la vuelta nos detuvimos en El Poyo para ver si salía el martín pescador, pero no hubo suerte, así que probé alguna foto de destellos en el agua. ¡Que os gusten mucho!

_CPH2331

Días de calor y abejarucos

Otro verano más hemos venido a Castrojeriz con mis abuelos y hemos vuelto a hacer fotos a la colonia de mis amigos los abejarucos. Este año hemos tenido suerte porque detrás del palo en el que se posaban había un campo lleno de girasoles.

Algunos días no había mucha actividad, pero la mayoría de veces que los visitamos no paraban de pasar con sus presas y se posaban en el palo hasta cuatro a la vez.

Algunas veces, cuando los abejarucos estaban en el palo, iban algunas otras aves a hacerles compañía, como estorninos o collalbas grises.

Normalmente la comida que llevan a los pollitos son avispas o abejas, pero había veces que atrapaban mariposas o libélulas, como esta tan grande.

_CPG2977

Los últimos días, cuando los adultos iban a cebar a los pollitos, estos salían del nido a esperarlos. Fue muy curioso porque cuando ya estaban muy grandes, los papás les dejaban la comida en la puerta del nido para que se atrevieran a salir cada vez más.

El último día que fuimos había mucho menos movimiento porque la mayoría de los jóvenes ya se habían volado, pero tuvimos suerte y pudimos disfrutar viendo cómo dos jóvenes hacían sus primeros vuelos y abandonaban el nido.

_CPF9429

Aparte de abejarucos este verano hemos tenido mucha suerte con los mochuelos, porque hemos pillado el momento en el que los jóvenes ya estaban fuera y muy confiados. Como no se asustaban hemos podido acercarnos con el coche y hacer muchas fotos, sobre todo a la pareja de hermanitos. Una de las tardes uno de ellos se fue acercando cada vez más a nosotros y en el último vuelo casi se nos para en el portabicis. Si llegamos a tener el portón abierto igual se mete dentro.

Por Castro y alrededores siempre damos alguna vuelta por los caminos en busca de otros animales. Hemos visto varias veces grandes grupos de hasta 22 avutardas y un día este grupo se nos dejó hacer fotos mucho más cerca de lo habitual. También nos salieron varias veces sisones andando por los caminos.

Ahora que en los campos están acabando de cosechar, las familias de cenizos se suelen ver sobrevolándolos en busca de ratones u otras presas.

_CPG0128

Aguilucho cenizo

Como hemos pillado días de tanto calor me he puesto un escondite en un pequeño manantial que conocía papá. Como apenas hay agua por el campo muchos animales acudían a beber  y yo aprovechaba para hacerles fotos.

A este bebedero acudían a menudo perdices con perdigones, palomas torcaces y zuritas, abubillas, cornejas, picarazas y muchos pajaritos más pequeños.

_CPG1451

Adulto de perdiz

_CPG1169

Paloma zurita

_CPG2451

Abubilla

Además de aves también acudían mamíferos, como conejos o corzos. Este gazapo fue muy gracioso porque en cuanto lo enfoqué se puso a correr y se me plantó al lado del hide a acicalarse.

Esta mamá de corzo vino una tarde con sus dos corcitos. Había uno muy revoltoso que no paraba de saltar y otro que obedecía y estaba todo el rato al lado de la madre.

_CPG1564

En un pequeño bosquete junto a otro manantial encontramos muchas polillas muy bonitas y, para no abandonar el macro, me puse a hacerles algunas fotos.

_ROD0797

Y lo mejor es que al volver a casa la abueli siempre nos ha preparado una buena comida, cena o almuerzo, así que un julio perfecto. Aún nos quedan unos días más por Castrojeriz, ya veremos qué más animales voy haciendo.