Escapadicas de invierno

Los primeros fines de semana de este año no nos hemos movido mucho de Calamocha, entre partidos de futbito y visitas de familiares y amigos hemos pasado por casa la mayor parte de sábados y domingos.

Aún así he ido sacando la cámara de vez en cuando, para no perder la costumbre. Estas primeras son del jardín, algunos de los pajarillos que vienen a recuperar fuerzas. Intenté aprovechar lo poco que nevó un sábado para que hubiese nieve en el posadero. La última es del primer gavilán que vemos desde el comedor, sorprendentemente se tiró al movimiento de gorriones que hay entre el jardín vecino y el nuestro.

Esa única pequeña nevada aprovechamos para acercarnos a uno de los rincones que más nos gustan, la Venta del Diablo. El objetivo era sorprender por allí a las cabras, pero no asomaron en ese día tan frío, preferirían rincones más resguardados. Como el paisaje estaba muy bonito, aproveché para fotografiar algún detalle sobre la nieve y las erosiones con el contraste del blanco.

Ese fin de semana vino a pasarlo con nosotros nuestro amigo Jordi Bas. Aunque en las erosiones nos fallaron las cabras, al día siguiente sí que se nos dejaron ver por Navarrete. Estaban más entretenidas en otras cosas y nos ignoraron bastante, dejándonos acercarnos a buena distancia de foto (para Jordi demasiado cerca, con su pedazo de objetivo).

Otro de los espectáculos de cada invierno son las grullas. En febrero siempre hacen la fiesta de la despedida, así que dimos una vuelta por la Laguna de Gallocanta y disfrutamos de la ruidosa entrada en compañía de Jordi, Chabier y Carmen.

Y para acabar estos dos primeros meses del año hicimos una escapadita a la sierra de Albarracín. Pensábamos pasar más tiempo, pero había batidas de caza y los gritos y tiros, así como ver escapar despavoridos a corzos y ciervos no invitaban a rondar mucho por los caminos. En un merendero sí que perseguí un rato a algunos pequeños mitos y al Agateador, que volaba de tronco a tronco y subía a lo largo de la corteza buscando qué comer.

A la vuelta nos detuvimos en El Poyo para ver si salía el martín pescador, pero no hubo suerte, así que probé alguna foto de destellos en el agua. ¡Que os gusten mucho!

_CPH2331

Anuncios

Un otoño atípico

Este otoño queríamos salir algún fin de semana a ver cómo cambian de color los árboles, a buscar rebollones o  a hacer fotos a las primeras heladas. Pero de momento no hemos visto ninguna de las tres cosas, así que hemos aprovechado el buen tiempo y los días cortos para fotografiar chopos, caracoles, contraluces y atardeceres.

Carlos

 

En el jardín sí que se han puesto rojas algunas hojas y ya se están cayendo, pero como no hace frío seguimos teniendo veraneantes.

Una de estas tardes descubrí un pulgón atrapado en una tela de araña, y al hacerle fotos y alejarme, vi que estaba la araña en una hoja esperando para comer.

Visitantes en mi pequeño jardín

En casa hay un pequeño jardín al que, aparte de los gatos, vienen insectos y pajaritos. Me gusta salir a fotografiar las flores, las gotas de lluvia, las semillas de los dientes de león, las arañas…

amapolas

_RP29993

_RP20580

_RP23220

A las aves las invitamos a venir poniendo migas o pipas en un comedero, sobre todo en invierno, que aquí hace frío.

Imagen

Imagen

jilguero

tortolas

Los insectos y las arañas nos visitan más con el buen tiempo, en primavera y verano, cuando hay flores en el romero, la lavanda o la manzanilla.

abejorro

_RP20194

Este verano nos llevamos una gran sorpresa cuando en la pequeña balsa que llenamos de renacuajos y gambas de río nos apareció una mañana este joven de Culebra de collar.

culebra